Un sueño. Eso es Pizzacuellos.

Un sueño que se hizo realidad en 2013. Con mucha ilusión, pocos medios y un poco de locura, dos cuñados, Manuel y Pablo, pusimos en marcha este lugar.

Ubicarlo en nuestro lugar de residencia, fue un atrevimiento.

Eran muchos los viajes de los que habíamos disfrutado, y muchos los platos que queríamos hacer llegar, de todas partes del mundo.

Por eso Pizzacuellos, no es sólo pizzeria. Pizzacuellos es comida callejera tomada de distintos lugares. Son sensaciones y sabores diversos. Son materias primas que se unen, recordando otras culturas, otras formas de pensar y de vivir.

¿Y la locura?. Esa, nos permite idear cada poco tiempo nuevas actividades, productos imposibles…

Siempre los mejores ingredientes, los mejores proveedores, el mejor equipo y sobre todo los mejores clientes.

Formar una familia de amigos, asiduos clientes, ha sido nuestro mayor éxito. Risas, sonrisas, niños divirtiéndose, mayores disfrutando, era nuestro sueño ideal.

Y se ha hecho realidad. Gracias a tí.

FOTO 3firma22092015